Foto tomada desde la Estación Espacial Internacional

En el libro de Platón, Fedón, Sócrates decía que si puedes ver la Tierra desde el espacio, puedes reconocer qué es el cielo real, la luz real y la tierra real. Gracias a las fotografías a la Tierra hechas desde el espacio exterior, nuestros ojos, no más ligados al horizonte, ven la Tierra en el espacio. Toda nuestra perspectiva cambia. Lo que fue una vez la expansión infinita del cielo azul, ahora aparece como un halo delgado envolviendo al planeta. Ahora podemos ver las nubes, las tormentas, las auroras de ambos hemisferios. La mitad del planeta se vuelve oscura y los continentes se alumbran con las redes luminosas de las ciudades. Todo parece interconectado. Esta visión de la Tierra tan solo está en la conciencia colectiva desde 1968, cuando las primeras fotografías de color fueron tomadas por las misiones Apolo. Aquello representó un cambio profundo y durante los años posteriores pocas personas, algunos centenares de astronautas, han tenido la ocasión de tener esta visión de primera mano. En la serie de documentales de Nuestro Planeta (One Strange Rock) narrada por el actor Will Smith aparecen algunos astronautas que recordaron sus experiencias desde la Estación Espacial Internacional. Todos cambiaron y sufrieron una metamorfosis al adquirir una nueva perspectiva del mundo desde las alturas. Como explica Will Smith, “cuanto más miran la Tierra, más la valoran, ya que empiezan a comprender la auténtica interconexión del mundo natural. La Tierra comienza a revelar patrones, conexiones, estaciones, sistemas y ciclos. (…) Ahora, desde el espacio, podemos ver lo afortunados que somos de que este lugar (la Tierra) sea nuestro hogar; es un planeta complejo, equilibrado, interconectado y armónico, pero frágil. La perspectiva lo es todo.”

Veamos el ejemplo de Edgar Mitchell, cuya experiencia le dejó un profundo impacto espiritual en él. Fue tan intensa su vivencia que fundó el Instituto de Ciencias Noéticas en el valle de Sonoma, un instituto de investigación de la conciencia y del potencial humano. Sobre su experiencia de ver la Tierra desde el espacio, Mitchell dijo:

Es una experiencia poderosa la de ver la Tierra surgir detrás de la superficie (de la Luna). De repente me di cuenta de que las moléculas de mi cuerpo y las moléculas de mi nave así como las de mis compañeros fueron quizás sintetizadas en una generación antigua de estrellas. Pero, en lugar de ser una experiencia intelectual, me invadió una sensación personal… una sensación de alegría y éxtasis, lo que me indujo a pensar: ¿Qué es esto? Fue tan solo cuando volví e hice la investigación, encontré que el término para describir esta sensación, según el antiguo sánscrito, fue Samadhi. 

Aquí os paso el enlace a un pequeño vídeo de Edgar Mitchell que tengo en uno de mis canales de YouTube:

 

¡Qué hermoso sería, ni que sea por unos instantes, experimentar todos esta sensación tan profunda mística de interconexión con el Todo, con el Campo Cuántico que nos une a todos en una magnífica red de luz cósmica pura!

Me pregunto cómo es que el planeta se ha sumido en tal oscuridad que cuesta ver con perspectiva y alzarnos por encima del sistema de control y manipulación al cual estamos sometidos. Coacciones, censuras, miserias están distribuidas por toda la superficie del planeta de mil formas y maneras diferentes, pero ahora es el momento de pensar en grande y no perder la esperanza.

Quiero compartir con vosotros un pequeño texto de un libro, el cual aprecio muchísimo, un fragmento que volví a leer ayer, y pensé :¡eso es! Lo que necesitamos oír… se trata de un fragmento extraído del libro Viaje a Shambhala, de los autores Anne y Daniel Meurois-Givaudan,

“El destino del planeta Tierra es único en el cuerpo galáctico. Si las almas aparentemente más dispares lo comparten, su misión es Una: desarrollar una calidad de Amor muy específica. No es simplemente el Amor a través del dominio de lo Hermoso y lo Bueno, sino el Amor más allá de cualquier dualidad, tan perfecto y transparente como un cristal de roca. Un Amor que debe imbuir la Luz Crística hasta en la densidad de la piedra. Unir los aparentes contrarios, este es el lenguaje del cristal de roca. Esta es la sabiduría cultivada pacientemente por los Hermanos de las Estrellas en los corazones humanos. Es una sabiduría que un día superará la suya, y será tanto más fuerte por el hecho de que habrá sido extraída de la turba total. Que vuestro planeta pueda pues comprender la Esperanza, y no el precipicio prometido por las profecías y alimentado por los egrégores del miedo…”

Prestar la atención en lo hermoso de la Vida, en el amor, en lo que nos une, en lo que nos hace ser fuertes, ese es el Camino.

Para finalizar, os dejo con algunas palabras por parte de esos astronautas que cambiaron su perspectiva a raíz de sus viajes en el espacio,

Nicole Scott, 104 días en el espacio… Creo que la oportunidad de vivir en el espacio me ha permitido de ver las cosas de una forma diferente. Me ha dado una nueva perspectiva. (…) Lo que ves con los ojos, lo que después sientes con el corazón, lo que experimentas va más allá de la imaginación.

Peggy Witson, 665 días en el espacio (récord de la Nasa)… Cuando miras por la ventana y ves los preciosos océanos y las bonitas masas terrestres y la fina capa atmosférica que protege la Tierra comprendes lo especial que es el lugar en que vivimos.

Leland Melvin, 24 días en el espacio… Es todo tan asombrosamente bonito que casi te obliga a buscar nuevas palabras para describir la emoción que sientes en ese momento porque es algo que te afecta muchísimo (…) Estoy convencido de que si hubieran más personas que tuvieran la oportunidad de ver el planeta desde el espacio y vieran sus llamativos colores se darían cuenta de que no hay fronteras que nos separan y que todos estamos conectados como seres humanos.

Espero y deseo os hayan animado estas líneas de esperanza y de luz,

un abrazo,

© Teresa Versyp, Septiembre 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
5 2 votes
Article Rating
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Iolanda Vila
Iolanda Vila
5 months ago

Miil gracies Teresa!!!! Ens cal agafar prespectiva i veure mes enlla.