El pasado sábado 4 de mayo en Barcelona tuve el enorme placer de impartir en primera edición el curso de Quantum PsychoTronics. Fue una jornada inolvidable, gracias a la maravillosa disposición, atención y participación de los 30 alumnos que asistieron y vinieron a escuchar con sumo interés. Al cabo de la jornada intensa de este compartir, para mí único y muy especial, se movilizó una energía muy hermosa y potente a la vez.

Para mí fue todo un compromiso personal a la vez que profesional ofrecer un temario asequible a la luz de los nuevos descubrimientos desde el campo de la Física Cuántica, la Cosmología, abarcando el estudio de la conciencia desde una óptica científica. No solo sinteticé años de investigación asidua en estos ámbitos sino que tracé puntos de conexiones muy reveladores con sabidurías ancestrales y con la metafísica, esta gran olvidada en la sociedad materialista actual. Quise incluir aportaciones de filósofos, escritores, maestros espirituales y personas clave comprometidas con el despertar de la conciencia.

 

Toma de fotografía de cuando estaba explicando la Genética de Onda del Dr. Peter GariaeV

Hemos de ser conscientes de que el fenómeno de la conciencia y su enorme poder (de ahí la denominación del curso) es objeto de estudio de varios proyectos mundiales en curso, tales como los llevados a cabo por el Institute of Noetic Sciences (IONS) fundado por el astronauta Edgar Mitchell en la década de los años setenta. Las experiencias del astronauta le empujaron a crear un instituto de tal relevancia, para dar a conocer nuestro enorme potencial como seres humanos, donde el Espíritu es la fuerza motriz para un planeta más bello y armónico. Actualmente el Instituto está presidido por Dean Radin Ph.D, investigador de primera línea en el campo de estudio de la conciencia y la importancia del efecto de esta sobre la materia y todos los seres vivos. Otros estudios que siempre recomiendo son los llevados a cabo por Michael Persinger del grupo de Neurociencia de la Laurentian University, persona implicada en demostrar la no-localidad de la conciencia. Recordemos que la no-localidad se refiere a que la conciencia es capaz de superar las limitaciones espaciotemporales, tal como, por ejemplo, queda patente en las llamadas experiencias cercanas a la muerte (ECM) o en los experimentos telepáticos y de visión remota. No olvidemos que la Central de Inteligencia Norteamericana durante las dos últimas décadas ha ido desclasificando muchos documentos en relación con los fenómenos extrasensoriales, experimentos llevados a cabo sobre todo a partir de los años 50 del pasado siglo.

Foto del fantástico grupo (previo consentimiento de todos los asistentes)

También introduje el concepto de la Quinta Dimensión así como la Teoría de los Universos múltiples de Everett, conceptos que no son tan ajenos a la sociedad y tecnología actuales. Tanto la cosmología actual como los ordenadores cuánticos manejan términos tales como las dimensiones adicionales, como vía de explicación posible a la presencia de materia oscura y energía invisible en el Universo (recordemos que desconocemos más del 95% de la constitución de nuestro Universo) o como la superposición de estados cuánticos (computación cuántica) que nos invitan a la suposición de la existencia de infinitas realidades alternativas que suceden simultáneamente; como si fueran proyecciones simultáneas de una dimensión de una realidad superior, una quinta dimensión, en la cual ni el tiempo ni el espacio serían factores determinantes. Donde todo coexiste en un eterno presente. La luz fue la piedra angular en torno de la cual giró gran parte de mi explicación, y ahí lancé una cuestión intrigante: ¿Pasa el tiempo para la luz?

Expliqué muchas más cosas, hicimos una buena práctica meditativa, hablamos de muchas cosas…pero dejemos este pequeño misterio para los futuros alumnos de esta formación. Incluso, como ya adelanté al grupo, dije que habría una continuación, ya que es el punto de inicio de una aventura de apertura de conciencia maravillosa, de un acercarnos a la magnificencia del Universo, su infinita inteligencia (como ya se está sugiriendo al estudiar la estructura a gran escala del Universo), y a la sabiduría de la Madre Tierra.

Muchas gracias a todos los alumnos y alumnas que estuvisteis ahí, os tengo a tod@s en el corazón,

©Teresa Versyp, 9 de mayo 2024

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email