superimanEl Consejo Europeo para la Investigación Nuclear (CERN) ha puesto en marcha el imán más grande del mundo, con ocho bobinas superconductoras con forma rectangular de 25 metros de largo y cinco de ancho cada una. En total: 100 toneladas de peso.

El imán forma parte del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) en el que trabajan los físicos del CERN y que, cuando dentro de un año entre en funcionamiento, será el mayor acelerador de partículas del mundo (con 27 kilómetros de diámetro). Este ingenio ayudará a los científicos a conocer mejor el momento inmediatamente posterior al Big Bang.

ELEMENTOS PRIMIGENIOS

La función del gran electroimán es crear un potente campo magnético en una zona concreta del gran acelerador, donde se construye un detector de dimensiones espectaculares y a 45 metros bajo tierra, encargado de recoger datos de las partículas que son aceleradas y colisionadas en esa gran circunferencia.

[Ver toda la noticia…]

Print Friendly, PDF & Email