Werner Heisenberg (Introducción Tao de la Física)

Probablemente, una verdad muy general en la historia del pensamiento humano la constituya el hecho de que los más fructíferos descubrimientos tienen lugar en aquellos puntos en los que se encuentran dos líneas de pensamiento distintas. Estas líneas pueden tener sus raíces en sectores muy diferentes de la cultura humana, en diferentes épocas, en diferentes entornos culturales o en diferentes tradiciones religiosas. Por ello, si tal encuentro sucede, es decir, si entre dichas líneas de pensamiento se da, al menos, una relación que posibilite cualquier interacción verdadera, podemos entonces estar seguros que de allí surgirán nuevos e interesantes descubrimientos.

Fritjof Capra (El Tao de la Física)

“El Tao de la Física es un testimonio único de la contínua danza cósmica que, para los místicos y físicos igualmente, sustenta la base de toda existencia. Los paralelismos… entre algunos de los aspectos fundamentales de la física moderna y del misticismo oriental son verdaderamente de lo más sorprendente.”

“La teoría cuántica vino así a demoler los conceptos clásicos de los objetos sólidos y de las leyes estrictamente deterministas de la naturaleza. A nivel subatómico, los objetos materiales sólidos de la física clásica se diluyen en patrones de probabilidad semejantes a las ondas, y estos patrones, finalmente, no representan probabilidades de cosas, sino más bien probabilidades de interconexiones.”

“En la física moderna, la cuestión de la consciencia surgió en relación con la observación de los fenómenos atómicos. La teoría cuántica ha evidenciado que estos fenómenos sólo pueden entenderse como lazos de una cadena de procesos, cuyo final es la consciencia del observador humano. En palabras de Eugene Wigner, “sin referencia a la consciencia no era posible formular las leyes (de la teoría cuántica) de un modo completamente congruente”.

David Bohm (La Totalidad y el Orden Implicado)

“Si, cuando piensa sobre la totalidad, la considera constituida por fragmentos independientes, su mente tenderá a trabajar de este mismo modo, pero, si puede incluir las cosas, de una forma coherente y armoniosa, en un todo global que es continuo, no fragmentado, y sin frontera alguna (porque toda frontera es una división o ruptura), entonces su mente tenderá a moverse de un modo similar y fluirá de ella una acción coherente con el todo.”

“…el actual método de analizar separadamente las diferentes partes que constituyen el mundo no funciona muy bien en la física moderna. Se demuestra que, tanto en la teoría de la relatividad como en la teoría cuántica, unas nociones que supusieran la totalidad no dividida del universo proporcionarían un método mucho más ordenado para considerar la naturaleza general de la realidad.”

“Si se calculara la cantidad de energía que existe en un centímetro cúbico de espacio, hasta esta longitud de onda más corta posible (10-33 cm), resultaría ser mucho mayor que la energía total de toda la materia que existe en el universo conocido. Lo que supone nuestra propuesta es que lo que llamamos espacio vacío contiene un fondo inmenso de energía, y que la materia, tal como la conocemos, es una pequeña excitación <<cuantizada>> en forma de onda, que se eleva sobre este fondo de un modo bastante parecido al de un pequeño rizo sobre un vasto mar.”

Stephen Hawking (El Universo en una cáscara de nuez)

“…la razón por la cual la relatividad general deja de valer cerca de la gran explosión es que no incorpora el principio de incertidumbre, el elemento aleatorio de la teoría cuántica que Einstein había rechazado desde la idea de que Dios no juega a los dados. Sin embargo, todas las evidencias indican que Dios es un jugador impenitente. Podemos considerar el universo como un gran casino, en que los dados son lanzados a cada instante y las ruletas giran sin cesar.”

(Una breve historia del tiempo)

“Si descubrimos una teoría completa, esta sería con el tiempo en un principio amplio entendible por todos, no sólo por unos poco científicos. Luego todos, filósofos, científicos, y gente común, seríamos capaces de tomar parte de la discusión de porqué nosotros y el universo existimos. Si hallásemos la respuesta a esto, sería el último triunfo de la razón humana – para entonces conoceríamos realmente la mente de Dios.”

Deepak Chopra (Curación cuántica)

“En el plano de los átomos, el paisaje no es de objetos sólidos en movimiento unos alrededor de otros como parejas que bailan siguiendo pasos previsibles. Las partículas subatómicas están separadas por espacios inmensos; el 99,999% del átomo es vacío. Así son los átomos de hidrógeno o los átomos de carbono de la madera, por ejemplo de una mesa, al igual que los átomos <<sólidos>> de nuestras celulas. Por lo tanto, cualquier materia sólida, incluyendo nuestros cuerpos, está proporcionalmente tan vacía como el espacio intergaláctico.”

“Las teorías contemporáneas, como las del físico británico David Bohm, quien ha trabajado intensamente sobre las implicaciones del teorema de Bell, han tenido que partir de la idea de que existe un <<campo invisible>> que mantiene unida toda la realidad, un campo que posea la propiedad de saber lo que está pasando en cualquier parte en un momento determinado. (La palabra <<invisible>> significa en este caso no sólo invisible para la vista, sino fuera del alcance de cualquier instrumento de medición)”

Ervin Laszlo (La ciencia y el campo akásico)

“El universo como un todo manifiesta correlaciones bien afinadas que desafían cualquier explicación de sentido común; existen correlaciones directas asombrosas, al nivel de la cuántica: cada partícula que haya ocupado alguna vez el mismo nivel cuántico de otra partícula permanece relacionada con ella, de una misteriosa manera no-energética (el enmarañamiento cuántico); la teoría de la evolución post-darwiniana y la biología cuántica descubren enigmáticas correlaciones similares en el organismo y entre el organismo y su entorno; todas las correlaciones que salen a la luz en las más avanzadas investigaciones sobre la conciencia son igual de extrañas: tienen la forma de “conexiones transpersonales” entre la conciencia de una persona y el cuerpo de otra.”

Print Friendly, PDF & Email